jaime colomina, toledo, castilla-la mancha, castillalamancha, webtoledo, webs de toledo, puntos de vista, comentarios

¡Recomienda esta página a tus amigos!
cortesia de miarroba.com

  En Puntos de vista |Yo desvelo  hoy 

redacción
webmaster


Yo desvelo

 

                                       pulsar 1,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17y18

 

2

(LXII - CXXI)

 

LXII

 LXIII

LXIV

LXV

Zueltebec es mi

enemigo desde el

inicio del tiempo.

Bajo su ala se

cobijan los que se

unen contra mí.

Mi poder prevalecerá.

 

Lo no nacido

reclamará su lugar,

será inútil,  el tiempo

ya no existirá.

Sólo hay desolación.

 

Las piedras se fundirán,

el agua saldrá de

la tierra. El planeta

será lanzado hacia

la nada y nada será.

Su tiempo se ha

cumplido.

 

 

Volveré

antes del fin,

mis afines me

seguirán. Ellos

reconocerán mi

voz y mis palabras.

Ellos vendrán

conmigo. Su fin

no tendrá fin.

 

 

LXVI

LXVII

 LXVIII

LXIX

 

Esta vez se

dirá que soy

el que soy.

Ya no dudarán

de mi majestad

infinita.

 

Descenderé de una

nube ante la gente,

quien quiera verme

me verá.

 

Mis profetas anunciarán

mi llegada, no temáis

vengo a salvar no

a destruir ¡Quien quiera

salvarse, se salvará!

 

Zuetelbec se llevará

a los suyos a las

tinieblas eternas. Allí

se quedarán.

 

LXX

LXXI

LXXII

LXXIII

No es tiempo de

hablar, sino de

escuchar. Sólo

la voluntad del

bien se acercará

a mí. Su voluntad

les salvará.

 

Lo que se anuncia

 ocurrirá. Nada

 podrá detenerlo.

 La voluntad de

 mi Padre se habrá

 cumplido.

 

 

El que abandona

a Zueltebec

se acerca a mí,

él se salvará

y vendrá conmigo

a la luz eterna.

 

 

La luz del mal

es tenebrosa, es el

reino de Zualtebec.

Allí los malvados

morarán con sus

tinieblas inmortales.

Nada los apartará

de su daño.

 

LXXIV

LXXV

LXXVI

LXXVII

 

No hagas inventario

de tu vida, otro

lo hará por ti.

Lo bueno pesará

más que el mal

e inclinará la

balanza hacia mí.

 

Llama de luz

no oses apagarte

de mis ojos, antes

de contemplar la

dicha del bien.

 

Lo avanzado

retrocederá, nada

de lo que se inicia

sin mí llegará

a su final. Es

vano el trabajo

del impuro.

 

Las colas de fuego

de los caballos

morderán el polvo

de la noche eterna.

Sólo queda arrepentirse

y creer en mí.

 

LXXVIII

LXXIX

LXXX

LXXXI

Volved hijos de Jehová

no temáis a los

enemigos, ellos retrocederán

ante el resplandor de

mi luz.

 

Las roncas voces

del destierro

llegarán a mí,

ya no es tiempo

sólo queda la fe.

 

 

Los  hijos buscarán

a sus padres y

ellos a sus hijos,

nadie se verá

aunque estén cerca,

la noche les

cerrará los ojos

como cerrará el

corazón  de los

no creyentes.

 

 

Padre apiádate

de los pobres hombres,

ellos son tan

débiles como inconstantes

y lo que hoy aman

mañana detestan.

 

LXXXII

LXXXIII

LXXXIV

LXXXV

Los caminos de fuego

no son para seguirlos

sino para alejarse

de ellos. Lo que

te quede dedícalo

a salvarte.

 

Lo perdido no es

nada ante lo que

te espera al lado

mío y de mi Padre.

Aún es tiempo de

creer.

 

 

Mis profetas

y mensajeros

extenderán mi

nueva. Mi llegada

será esperada

por mis fieles,

ellos se salvarán.

 

Los incrédulos

morderán la

serpiente de

su desidia.

Su desconfianza

será su perdición.

 

LXXXVI

LXXXVII

LXXXVIII

LXXXIX

 

Las rocas se

fundirán, los

ríos se secarán,la tierra se

abrirá y de

ella brotará

fuego. Sólo

queda salvarse

para los que

crean en mí.

 

Los hijos de

Zoe.telbec se

irán con él

para siempre.

Su voz es

fuerte y su

atracción es

como la serpiente

hacia el pajarillo.

 

No importa

lo impuro que

seas, cree en mí

y mi Padre y

te salvarás.

 

Lo que no

dejes, te

abandonará.

El tiempo

se agota.

Sé niño.

 

XC

XCI

XCII

XCIII

No temas la

muerte, sino

lo que hay

detrás de ella.

O Salvación o

perdición:

tú eliges.

 

Sólo hay un

mensaje: Salvarse

a mi lado o

perderse para

siempre con el

Rey de las

Tinieblas: elige.

 

El Espíritu del

Bien es el Espíritu

Santo, el del mal

es Zoaltebec. Implora

al primero y té guiará

y aléjate del mal

o te perderás.

 

 

Zoetelbec es el

Espíritu del Mal,

él se apodera

de los que quiere

conseguir y los

pierde para siempre.

Sólo con la intersección

del Espíritu del Bien

se puede salir de

su abrazo infame.

 

XCIV

XCV

XCVI

XCVII

 

Ningún espíritu

es más poderoso

que Zoetelec

excepto el Espíritu

del Bien. Él

ayudará a los

necesitados de

Bien que deseen

salir de las

garras infamantes

del Mal.

 

Lo que hay

está impregnado

del Espíritu del Bien

o del mal. Sólo

al hombre toca

elegir su camino.

 

Señor ayúdame

a librarme de

Zoetelbec. Esta

imploración basta

para alejarlo de

nosotros y que

el Espíritu del

Bien entre en los

necesitados.

 

 

Hagas lo que hagas,

digas lo que digas,

pienses lo que pienses,

yo te hablaré y te

escucharé.

 

XCVIII

XCIX

C

CI

Cinco señales

anunciarán mi

llegada, los profetas

las nombrarán

una a una.

Quién quiera

saberlo, lo sabrá.

Muchas mentiras

habrán de enmendarse,

los que persistan

serán llamados

los hijos del engaño.

Ellos no sabrán de mí

y vivirán en la

neblina eterna.

 

 

Mi creación

se vendrá

conmigo

a donde no

hay frío

ni calor,

hambre

ni sed,

donde todo

es armonía

y presencia

del Infinito.

 

La Verdad reinará.

Los que la rechacen

no vivirán. No

hay vida sin verdad,

sólo sueño y

desconfianza:

Quién quiera saber,

sabrá.

 

CII

CIII

 CIV

CV

La voz del mundo

rebota en las

entrañas de la

bestia. Ellos

han elegido su

perdición eterna,

nada los salvará.

 

Sacad los cuchillos

de los ojos,

ya no os pertenecen,

los huesos y la

carne volverán

a unirse para

siempre con las

almas perdidas.

 

La materia

recobra su

forma primitiva

aunque ya

nada existirá

como era.

Muchos faltarán

al festín eterno.

Mi Padre no

los invitó a

su mesa.

 

 

El  pozo de

las culebras.

Sólo hay

reptiles y

desdichados

que fueron

a beber

donde no

debían.

Sus gritos

de dolor

no son

oídos.

 

CVI

 CVII

CVIII

 CIX

 

Los adoradores

de huesos dejarán

sus prácticas

nauseabundas.

¡No hay huesos

sólo aire entre

sus poros inmundos!

Has de adorar

el Alma Infinita

de mi Padre.

 

 

No hay Espíritu

de la Indiferencia,

sólo del Bien y

del Mal. Lo que

no ocupa uno

lo llena otro.

 

 

Los cavadores

de tumbas

no darán

abasto, los

cuerpos serán

abandonados

donde caigan,

ya no cabe

huir, sino

esperar el momento

final.

 

Getsemaní, Getsemaní

bella entre las bellas.

Tú también caerás

y tu cuerpo será

devorado por insectos

repugnantes.

 

CX

CXI

CXII

CXIII

Quien huya de

la verdad, tropezará

con ella y el que

la busque la

encontrará. Su

fuerza es indestructible.

 

 

Soplos de aire

fresco son las

vidas cortas.

Sus espíritus

han sido

rescatados de

sus cuerpos

por mi Padre.

Ellos están

con Él.

 

 

Ríos de agua

fresca corren

por la piel

del mundo.

Sus aguas

llevan mis

aguas y de

quien  ellas

bebe jamás

tendrá sed.

 

El que bebe

de mi agua

no querrá

beber de otras

y sólo mi

agua le saciará.

 

CXIV

CXV

CXVI

CXVII

Los que escuchan

en silencio la

voz de su corazón

oirán a mi Padre.

Quien quiera oír

oirá y quien

cierre su corazón,

ni se oirá él

ni a mi Padre.

 

Si no oyes

la voz de los

necesitados

dentro de ti

estás sordo,

al hombre

hay que oírlo.

 

 

Ríos de furia

corren destemplados.

Sus aguas no

riegan campos ni

alivian la sed,

sino que destruyen

a su paso

cosechas y hombres.

Aléjate de sus

aguas y busca

la paz.

 

Quien no cree

en mi no

es por ignorancia,

sino por desconfianza

y maldad. El

espíritu del mal

se apodera de

su entendimiento

y ciega los ojos

a la razón.

 

CXVIII

CXIX

CXX

CXXI

 

Nubes malolientes

cubren la tierra,

su olor es más

mortífero que

nauseabundo.

Por donde pase

la vida se

retirará. Ni

planta ni animal

ni hombre podrá

soportar su venenosa

sustancia.

 

 

El símbolo de

la mujer. El

espejo en el

que mirarse

ya no será

María, mi Madre,

sino Jezabel y

sus hijas del

Averno. Ellas

arrastrarán a

muchos a las

tinieblas.

 

Los lugares sagrados

serán destruidos

o se rendirá

culto en ellos

a Satán. Quien

 se rinde a sus

halagos perecerá.

 

El Espíritu del

Mal se adueñará

de la tierra y

mis seguidores

y profetas serán

perseguidos. Los

que resistan su

maligno influjo

serán salvos.

 

                                                                                                                                                ^

                                                                                                pulsar 1,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17y18