¡Recomienda esta página a tus amigos!
cortesia de miarroba.com

  En PUNTOS DE VISTA...

 
 

 

Fernando Almenara

 

 

Sólo, amarillo y sediento
de vida, mirabas volar
las golondrinas. Para ti
eran flechas que pasaban
y no te herían.

 

Cuando salí del pueblo
sólo me despidieron
las hojas de los árboles
que movía el viento.

 

Pretender vivir
de la poesía,
es subirse
en el arco iris
de la tontería.

 

¡Hola muerte!,
saludé alegre.
Me dio un guadañazo
y me dejó sin dientes.

 

Anochece, dijo el vampiro,
desplegó sus alas
y,  en sus colmillos,
brilló un cautivo suspiro.

 

Si no te habla la Luna
no te debe preocupar
está tan sola la pobre
que no sabe de qué hablar.

 

Cuando una ciudad
se convierte en rutina,
deja de ser mágica
y se vuelve oficina.

 

Tantas palabras,
tantas conductas
en mi influyeron
que no sé, si soy yo
o los que me mintieron.

 

Qué fue de nuestra juventud
dónde se quedó, quién se la quedó.
Fuiste tú, fui yo, o fuimos los dos
que nos la robamos a traición.

 

Qué se calle la voz de la poesía
qué se calle la voz del tiempo
ellas son sólo un lamento
de tu alma herida por la mía.

 

Mientras leía
vi una sombra pasar,
era un mosquito
que inspeccionaba
su yantar.